A través de determinadas manifestaciones anímicas o síntomas físicos, el niño revela un mal funcionamiento de una parte de su vida. Los conflictos o enfermedades de sus padres, cuerpo familiar o sistema educativo, son algunas de las causas más frecuentes.

Publicado en Cursos y Talleres
Jueves, 14 Abril 2016 10:35

Publi 03

Publicado en Publi Der 02