Hay un lugar interior que todos deberíamos reconocer y conservar, un espacio de paz y quietud, que pueda ofrecernos el sentimiento de estar bien y seguros, pese a lo que afuera acontezca.

Nos apuramos porque llegamos tarde, porque la comida no está lista, porque es de noche, porque empezamos el día, porque acabamos terminar una actividad y no alcanzamos

Parece ser es más fácil llevar a una consulta neurológica a un niño y encontrarle una deficiencia, un problema, demostrable o no, a través de resultados de ciertos estudios médicos, que hacerse responsable del motivo de su conducta.

Página 4 de 4